Menopausia alrededor de los 50 años.

Para la mujer llegar a esta edad supone una crisis casi obligada. Es tan abrupta y evidente, la retirada de la menstruación, que al final, no deja mucho tiempo para prepararse. Provoca unos síntomas específicos que desequilibran a la más fuerte. Tampoco hay dónde encontrar una guía centralizada y eficaz al tema de la menopausia. A menudo, son consejos que a nadie impactan, porque les faltan fuerza y no hacen verdadera conciencia. Nadie quiere verse allí….aún.

Hacernos cargo de los cambios que vamos a experimentar es muy duro en soledad. Sin embargo, hay que ir preparando el terreno, en 3 puntos clave:

  1. Aspecto físico. ¿Como me siento con mi cuerpo? ¿Puedo cambiarlo?¿Para que? ¿Me voy a comprometer?
  2. Salud. Prevenir, Reparar y Revertir. Ayudar al cuerpo, escuchándolo en sus necesidades. Optimizarlo, acudiendo al BioHacking.
  3. Emociones. Equilibrar, Regular Escuchar y no desesperar.

¿Que síntomas causa la menopausia?

No voy a hacer una lista de los síntomas clínicos, tan aterradores, porque internet está lleno de páginas que hablan al respecto…y seguramente, ya los habéis leído de sobra. No estoy de acuerdo con varios de ellos, sobre todo con el síntoma del cambio de humor y el de la falta de libido.

Sobre el cambio de humor e irritabilidad en la menopausia.

Yo les hablare de los verdaderos “síntomas”, esos que se sienten a solas cuando nadie nos ve. Historias reales de mujeres reales, que me han confesado sus sentimientos más profundos que aquí comparto con vosotras. Comienza con el momento implacable, cuando el ginecólogo nos diagnostica la menopausia. De esa manera tan impasible y seria,  que es la que corresponde, continúa comunicándonos las molestias supuestas que podríamos tener y aplica el protocolo medico. Todo es tan correcto y tan serio. …y tan frío. Nosotras intentamos mantener el tipo delante de él o ella. Pero por dentro y secretamente, nos desmoronamos.

¿Que será de mí y de mi cuerpo? ¿Ya no soy una mujer fértil? ¿Ya no soy una mujer joven? ¿Que soy?, ¿Una vieja? ¿Una señora mayor? ¡Una menopáusica!

El miedo se instala al hacernos conscientes del paso del tiempo. Entonces, visionamos nuestra vejez y muerte, porque ¡esto es irreversible!. Se acabó la juventud. Empieza el declive. La ansiedad por un futuro incierto nos desequilibra. Llevándonos a reflexionar , y hacernos una revisión de lo vivido. Comprobamos que no hicimos ni la mitad de las cosas que deberíamos haber hecho y que ya estamos con 50 años. La pérdida de identidad, es decir,  ya no formamos parte de ese grupo. De ser una mujer activa, joven, fértil, ¿a ser que? Una vieja. Esto se vive con mucha angustia por la mujer occidental, siempre presionada por una cultura que adora lo joven. La vergüenza. Lo que antes era tan normal para nosotras, como la capacidad de traer vida al mundo, quedarnos embarazadas ante cualquier despiste, ahora es algo imposible y al perderla para siempre, no podemos evitar, sentir tristeza y vértigo, porque “eso”, nos diferencia de “las demás”. Seleccionaremos a quien contárselo, es información delicada para nosotras, y por lo tanto, puede herirnos en manos equivocadas. ¡Menos se lo contaremos a los hombres!, porque seguro ya no nos verán con los mismos ojos de deseo, o quizás peor, lleguen a pensar cosas sobre nosotras que nos den más inseguridad de la que ya tenemos. El duelo de la menstruación. Ya no más sangre. Sabíamos convivir con ella, teníamos una relación amor/odio, y ahora se ha ido para siempre. Un nudo en la garganta al recoger las compresas y los tampones. Sigue siendo un sentimiento encontrado porque deseábamos liberarnos….pero no se…un poco más por favor, para seguir siendo yo.

Entonces, los cambios de humor son comprensibles ¿no?.

En este lugar podrán sentirse comprendidas y compartiremos experiencias.

En ese momento que da tanto vértigo, esta web, será una guía para afrontar este cambio, y superarnos. Actualizaremos nuestro software interno a una versión mejorada. Así tomaremos el control de nuestro cuerpo y nuestra mente, para comprender que has sido liberada!!. ¡Encontrando la belleza que hay en todo esto y el milagro que significa estar viva!!!

No digo que será fácil, pero os prometo que valdrá la pena.

 

Curso-taller:

PREVENIR, REPARAR Y REVERTIR.

 Dirigido a mujeres que se acercan a la menopausia y para las que ya estamos allí.

En este curso tendrán toda la información siempre actualizada, para enfrentarse a una etapa de la mujer, tan importante, como es la menopausia. Las llevará a comprometerse con ustedes mismas. Las hará más fuertes y formarán parte de una comunidad con identidad propia. Se sentirán apoyadas, comprendidas y motivadas.